miércoles, 21 de diciembre de 2011

ANASTASIA

LAS CIUDADES Y EL DESEO

Antonio Campillo Ruiz

Soñador en luna llena, Yoshiro Tachibana

LAS CIUDADES Y EL DESEO

Al cabo de tres jornadas, andando hacia el sur, el hombre se encuentra en Anastasia, ciudad bañada por canales concéntricos y en cuyo cielo planean cometas. Debería ahora enumerar las mercancías que se compran a buen precio: ágata, ónice, crisoprasa y otras variedades de calcedonia; alabar la carne del faisán dorado que se asa sobre la llama de leña de cerezo estacionada, y espolvoreada con mucho orégano; hablar de las mujeres que he visto bañarse en el estanque de un jardín y que a veces -así cuentan- invitan al viajero a desvestirse con ellas y a perseguirlas en el agua. Pero con estas noticias no te diré la verdadera esencia de la ciudad, porque, mientras la descripción de Anastasia no hace sino despertar los deseos, uno tras otro, para obligarte a ahogarlos, a quien se encuentra una mañana en medio de Anastasia los deseos se le despiertan todos juntos y lo rodean. La ciudad se te aparece como un todo en el que ningún deseo se pierde y del que tú formas parte, y como ella goza de todo lo que tú no gozas, no te queda sino habitar ese deseo y contentarte. Tal poder, que a veces dicen maligno, a veces benigno, tiene Anastasia, ciudad engañosa: si durante ocho horas al día trabajas tallando ágatas, ónices y crisoprasas, tu afán que da forma al deseo toma del deseo su forma y crees que gozas de toda Anastasia cuando sólo eres su esclavo.
Ítalo Calvino

6 comentarios:

  1. Paso a saludarte con mis mejores deseos de Paz, Amor y Felicidad.-
    Antonio Baños

    ResponderEliminar
  2. Deliciosa la meditación que Ítalo Calvino nos ofrece en este extracto.
    Ítalo Calvino es un autor que me gusta y con el que he pasado ratos muy agradables de lectura.
    Un abrazo, querido Antonio.

    ResponderEliminar
  3. Después de unos días en España, vuelvo a la lectura.
    Aprovecho desde aquí para felicitar estas fiestas y desear un año 2012 lleno de venturas y esperanzas.

    ResponderEliminar
  4. Antonio, gracias, muchas gracias, amigo.
    Mi mas sincero deseo de ¡PAz, AMOR Y FELICIDAD!, para ti y toda tu familia.
    Siempre que un amigo se acuerda de mí siento un cosquilleo de felicidad.

    Un inemnso abrazo, Antonio.

    ResponderEliminar
  5. Querida Isabel, estoy de acuerdo contigo.
    Ítalo Calvino es autor agradable de leer, que gusta, del que podemos aprender con placer.
    Lo he seleccionado varias veces de entre otros muchos cuentos por su realidad y actualidad.

    Un inmenso abrazo, querida Isabel.

    ResponderEliminar
  6. Querida Pilar, espero que tu estancia en tu tierra haya sido por algún motivo agradable. Lo deseo inmensamente.
    Aún sin verte, me alegro de que hayas vuelto a la tierra de la luz.
    Por igual motivo,
    ¡FELICES FIESTAS Y MUY PROSPERO AÑO 2012 PARA TI Y TODA TU FAMILIA!

    Un inmenso abrazo, querida Pilar.

    ResponderEliminar