viernes, 5 de octubre de 2012

MÚSICA Y CINE

OIGAMOS Y VEAMOS II

Antonio Campillo Ruiz


Vuela, canción, en las alas del viento a la tierra
 donde nacimos, entrañable canción nuestra,
allí, donde nosotras te cantábamos libremente,
donde nuestra vida fue holgada contigo.

“Danzas Polovtsianas”
                                                                                                                   Alexander Borodin

   Carl Orff compuso a lo largo de 1935 y 1936 “Carmina Burana” escogiendo 25 canciones de la obra original de los siglos XII y XIII “Cármina Burana”, cuyo título procedente del latín y del árabe viene a significar “Canciones de Beuem”. Se trata de una colección de cantos, formada por unas trescientas rimas, que satirizaban especialmente la decadencia del clero y a quienes ostentaban los poderes derivados de la corona, exhortando a gozar del amor carnal, los placeres terrenales y la naturaleza. Se cantan mezclando el latín y el alemán.



   Cuando John Boorman realizó “Excalibur” en 1981, se documentó ampliamente de toda la mitología del rey Arturo y de su  espada Excalibur, nombre que puede provenir de “Ex Calce Liberatus”, “Liberada de la piedra”. La muerte del rey Uther Pendragon impulsó a Merlín, mago de la corte, a forjar una espada de características únicas en la isla de las hadas, Avalon, clavándola en una piedra que se encontraba cerca de una capilla. La leyenda más difundida nos cuenta que Arturo fue el único caballero que pudo sacar la espada de la piedra, en la que se encontraba clavada. Sin embargo, otra versión apuntan que Arturo rompió su espada de piedra en una batalla y Merlín lo llevó a un lago en el que moraba una bella joven, La Dama del Lago, poseedora de una espada con poderes mágicos que Merlín le solicitó para Arturo. Cuando, tras una batalla cruenta por el poder, Arturo da muerte con Excalibur a su hijo Mordred, fruto de sus relaciones con su hermana Morgana, hiriéndole éste a su vez de muerte, le solicita al único caballero que queda con vida, Perceval, que devuelva la espada a La Dama del Lago. Perceval incapaz de perder a Excalibur, vuelve con Arturo que le repite la orden. La música de esta secuencia pertenece a la muerte y entierro de Sigfrido de la gran obra de Richard Wagner “El anillo del Nibelungo”.  



    Ridley Scott realizó en 1992 “1492, La Conquista del Paraíso”. Se estrenó el 12 de octubre de 1992, conmemorando el V aniversario del descubrimiento de América tras el histórico viaje del navegante Cristóbal Colón. En el filme destaca el violento choque de civilizaciones que hubo entre los nativos y los recién llegados en aquellos extraños barcos. Vangelis fue el encargado de componer una música que realzase y explicase al espectador los momentos vividos por los exploradores.



   Las “Danzas Polovtsianas”, pertenecientes a “El Príncipe Igor” de Alexander Borodin, tienen lugar durante el banquete que el Khan prepara a los polovtsianos en el Acto II de la ópera. Viajeros y miembros de la corte se unen en canto y danzas compitiendo unos con otros en un gran festival de belleza y juventud. Se desarrollan, sin interrupción, en varios números al final del Acto. La partitura del inicio pertenece a ellas.



   La extraordinaria serie “Cosmos” dirigida, escrita y presentada por Carl Sagan, uno de los científicos que ha divulgado mejor la Ciencia y especialmente la Astronomía, contó con la música de Vangelis para acompañar esa maravilla llamada Cosmos. Nuestra galaxia pertenece a él y viajamos desde su principio hacia un futuro inimaginable. La sincronización de estos dos ¿átomos?, ¿planetas?, con el ritmo musical nos transporta a los confines de ese inmenso Cosmos.


22 comentarios:

  1. Lieben Gruß und Sonne im Herzen...

    Cloudy

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Vangelis. Y ya lo creo que transporta al cosmos, es maravilloso. Gracias por compartirlo. Besos

    ResponderEliminar
  3. Carmina Burana suelo escucharlo casi a diario, me encanta...

    ResponderEliminar
  4. Hay que ver la cantidad de veces que el cine hacer arreglosde clásicos para películas que más tarde obtienen el oscar a banda sonora como ocurriera en Me morias de África. Sin embargo, me llama la atención que Carmina Burana sigue intacta cuando usan, especialmente el "O Fortuna " para contenidos diabólicos u obscuros, cuano en realidad, como dices, estos poemas del siglo XII -XIII, solo expresaban una crítica a quienes ostentaban el poder, satirizando al clero y a la corona...
    Bueno, la verdad es que tienes la facultad de, siempre, dar en diana con el primer vídeo y me quedo con ese comentario.
    La conquista del paraíso y la opinión sobre como la música nos hace viajar por el espacio con Vangelis, no puedo estar más de acuerdo. En realidad, amigo Antonio, la múisica es un viaje del que nadie debiera prescindir, ya sea con el gancho que proporcionan las imágene,s como sin ellas…..Y disculpa tan largo comentario. En mi descargo debo decir que la culpa es tuya cuando abres esta sección de sesiones.

    Un abrazo enorme y feliz semana

    ResponderEliminar
  5. Qué regalo más hermoso nos has hecho hoy. En particular, me he quedado prendada de las dos primeras: Carmina Burana siempre ha despertado en mí una nostalgia profundísima y, al mismo tiempo, un intenso deseo de vivir. En cuanto al rey Arturo, tu explicación y las imágenes me han recordado un viaje que hice a Bretaña, lugar mágico donde los haya, y donde visité el bosque de Broceliànde. En fin, que me voy con una inyección de energía cargada de imaginación. Besazos.

    ResponderEliminar
  6. Tarde de gala la que nos regalas hoy. Carmina Burana me fascina, también Vangelis, pero en realidad todas. Yo te regalo esta parte de Palestrina: http://www.youtube.com/watch?v=9dOaqngXMWk&feature=related
    Luego si tú lo deseas, nos hablas de lo que sucedió con la música sacra gracias al Papa Marcelo. Narrado por ti debe ser super agradable.
    Un abrazo enmedio de ángeles!! jaja

    ResponderEliminar
  7. Si, Cloudy, siempre es necesario que el sol nos ilumine y podamos disfrutar de la belleza que nos rodea.

    Un abrazo, amigo Cloudy.

    ResponderEliminar
  8. Me agrada haber acertado con la selección. A veces tenemos tan cerca la belleza que no reparamos en lo fácil que es disfrutarla.
    Vangelis ha compuesto músicas celestiales.

    Un fuerte abrazo, querida Alicia.

    ResponderEliminar
  9. Carmina Burana es un canto tan potente con tanta sincronía de voces que es difícil no ser atraido inmediatamente por ese idioma universal que es la coordinación y sintonía musical.
    Me alegro que puedas escuchar uno de sus cantos.

    Un fuerte abrazo, querida Eva.

    ResponderEliminar
  10. ¡Ah, querida Pilar...! ¿Qué sería de "Memorias de África" sin la música del concierto para clarinete de Mozart? Sí, sé que su fotografía e interpretaciones son excelentes pero la música... ¡Ah, la música!
    Es cierta tu apreciación y no he querido hacer mención a ella, Pilar: en "Excalibur" las cargas y guerras más feroces poseen la música de Carmina Burana. Es algo inusitado pero como no se entiende esta mezcla de latín y alemán, la música y coros es tan potente y las escenas tan violentas, pues los espectadores son tan felices relacionando una matanza con Carmina Burana. El título de "Música y cine" se debe a que todas estas músicas han sido seleccionadas y utilizadas en el cine. Pero, como te digo, Pilar, no he querido realizar un panegírico ni a favor ni en contra de la utilización de los coros. Comprueba alguna de las escenas en:
    http://youtu.be/K1MuvvS_xSw

    Podemos constatar el poder de la imagen reforzada con la música. Desde este instante, el espectador jamás dejará de relacionar música y violencia o poder. Sucede lo mismo con la música de Beethoven en "La naranja Mecánica".
    Estamos de acuerdo, Pilar, la música es una de las artes más universal y que más satisfacciones producen. Me alegro de haber acertado con esta pequeña selección.
    ¿Extenso? ¿Qué era extenso? ¿Tu comentario? Pero si lo he bebido más que leído, Pilar. Mea culpa por haber provocado que escribas tanto pero... mil gracias por hacerlo. Me encanta hablar y como no podemos, de momento, nos leemos y yo, precisamente, con un placer inmenso.
    Escribe cuanto quieras Pilar, aprenderé mucho más de lo que me digas. Me ha encantado tu comentario.

    Un inmenso abrazo, querida Pilar.

    ResponderEliminar
  11. Me alegro, Isabel, me alegro mucho. Tus palabras denotan la sensibilidad que te producen estas músicas que, a pesar de ser de compositores diferentes, son impresionantes.
    La muerte de Arturo es una de las secuencias más espectaculares de la historia del cine. Su música, perteneciente al mito del Nibelungo y perteneciente a la muerte de Sigfrido, es única.
    Ahora, ¿te digo una "maldad" relacionada con este mito?: ¿quien es ahora La Dama del Lago? Bien, Isabel, pues creo que la actual Dama del Lago es la princesa Diana de Gales. Su hermano se encargó de recrear muy fielmente el escenario: la enterró en el centro de un lago para que la leyenda la elevase a categoría mitológica.
    Me agrada mucho que hayamos visitado los mismos lugares, el bosque de Broceliànde es una preciosidad natural.

    Un fuerte abrazo, querida Isabel.

    ResponderEliminar
  12. Cierto, Sara, en el XVI Giovanni Pierluigi da Palestrina compuso grandes cantos corales sacros.
    Dejémoslo ahí, porque como tu solicitud ha sido aprobada con sumo placer, cuando hablemos de Marcelo dedicaremos una reseña a Palestrina.
    Lo que has seleccionado es magnífico.
    Sabes convencer... ¿eh?

    Un fuerte abrazo, querida Sara.

    ResponderEliminar
  13. Me alegro, amigo Enrique. ¿Sabes qué sucede? Sé que mejor que yo: ponemos poca atención a la música y los momentos en los que se utiliza para grandes masas.
    Así, quedan ligadas, a veces, a imágenes, personas o paisajes, que pueden ser interesantes e incluso idóneos para el autor pero, posiblemente, no para el que la escucha y disfruta.

    Un abrazo, amigo Enrique.

    ResponderEliminar
  14. Buenas tardes señor Ruiz!
    Buenos pensamientos de Rumania. Vangelis-delicia, recuerdo cómo sorprendió fue cuando escuché primero a sus creaciones.
    Un post completo, felicitaciones.
    Descubra música encantada calidad y comentario aquí a su calidad. Un viaje a través de la música y el cine. Impresionante! Permítanme decir que esta tarde del sábado es mucho más hermosa después he visitado tu blog.
    Con respeto.

    ResponderEliminar
  15. Me alegro mucho, amigo Cristian, de haber ayudado a que la tarde haya sido más feliz.
    Tanto las músicas utilizadas para el cine como las compuestas exclusivamente para el mismo, son de una gran calidad.
    Vangelis ha compuesto una música que es tan exquisita como el Universo.

    Un abrazo, amigo Cristian.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias Antonio por este estupendo regalo de domingo. Sobre todo el Carmina Burana ha hecho que mi virus sea más llevadero y que empiece a sentirme de nuevo persona. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. ¡Vaya con el DNA replicante! Un bichito que ni siquiera se encuentra catalogado como especie animal ni vegetal, un parásito celular, tumba al más potente de los humanos. Me alegro de tu mejoría, Mabel.
    Como no quiero ser un intruso profesional receto medicinas que no son incompatibles con la medicina legal. Si en algo te ha valido la publicación de esta pequeña selección musical, nada hay que me alegre más.

    Un inmenso abrazo, querida Mabel.

    ResponderEliminar
  18. ¿Sabes amigo Antonio? me gusta la música de Wagner, me pone las pilas, la encuentro muy contundente, no sé, conmueve...y queda perfecta para las secuencias de Excalibur.
    Y Vangelis, eso es que ya me encanta completamente. Yo creo que la música tiene mucha importancia para potenciar ciertas secuencias. Como también en Blade Runner.
    Y ese vídeo del Cosmos, uff¡ precioso.

    Muchísimas gracias, Antonio, por compartir estas preciosidades.
    Un beso.
    P.d. Muy interesante la etimología de Excalibur: Liberada de la piedra.

    ResponderEliminar
  19. ¿Sabes amigo Antonio? me gusta la música de Wagner, me pone las pilas, la encuentro muy contundente, no sé, conmueve...y queda perfecta para las secuencias de Excalibur.
    Y Vangelis, eso es que ya me encanta completamente. Yo creo que la música tiene mucha importancia para potenciar ciertas secuencias. Como también en Blade Runner.
    Y ese vídeo del Cosmos, uff¡ precioso.

    Muchísimas gracias, Antonio, por compartir estas preciosidades.
    Un beso.
    P.d. Muy interesante la etimología de Excalibur: Liberada de la piedra.

    ResponderEliminar
  20. No sé lo que hago...pero me sale doble..jajaja....

    ResponderEliminar
  21. Sin problemas, Marián. Se debe a la captura de tu dirección cuando la debes poner para que se realice la publicación del comentario.
    Efectivamente, Marián, creo, como tú, que sin la música muchas escenas e incluso películas completas no serían lo que han sido o son.
    El lenguaje universal de la música hace que nuestra percepción aumente. La muerte y entierro de Sigfrido es impresionante. He tenido la oportunidad de haberlo vivido en una ópera con una escenografía de la Fura dels Baus, (copia esta dirección y observa sólo la imagen que dejaban fotografiar en esta dirección: http://estaticos04.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2009/06/20/1245518225_0.jpg) y due impresionante. La muerte de Arturo s muy similar a la de Sigfrido.
    Cosmos y Vangelis son igual de perfectos.
    Hablaremos un poco más, Marián.

    Un fuerte abrazo, querida Marián.

    ResponderEliminar