martes, 9 de abril de 2013

EL COSMOS ENRIQUECIDO

JOSÉ LUIS SAMPEDRO SÁEZ

Antonio Campillo Ruiz


   Hoy, a media mañana, nos hemos enterados de que, hace unas horas, el Cosmos se ha enriquecido con un nuevo espíritu humano. Debe estar orgulloso de poder admitir en su seno a un ser humano bueno, a un sabio humano, a un maestro sencillo de corazón puro, debe estar contento de poder contener a José Luis Sampedro Sáez. Su sinceridad y dedicación a la enseñanza ha sido tan grande a lo largo de su vida en la Tierra, que le recordaremos siempre con respeto y admiración. Probablemente, se sentiría incómodo al anteponer a su nombre los miles de apelativos merecidos que pensamos de él. Por ello, es mejor dejarle como vivió, discreto en agasajos y pleno de libertad.

Es importante visionar el material audiovisual a plena pantalla

Uno de los homenajes que podemos hacerle siempre es leerle, leer sus palabras clarividentes. Los tres últimos párrafos correspondientes al prologo del libro de Stephane Hessel “¡Indignaos!”, título original “Indignes-vous!” de 2010, son un mínimo ejemplo de su pasión por la justicia.

Es importante visionar el material audiovisual a plena pantalla

¡INDIGNAOS! Luchad, para salvar los logros democráticos basados en valores éticos, de justicia y libertad prometidos tras la dolorosa lección de la segunda guerra mundial. Para distinguir entre opinión pública y opinión mediática, para no sucumbir al engaño propagandístico. “Los medios de comunicación están en manos de la gente pudiente”, señala Hessel. Y yo añado: ¿quién es la gente pudiente? Los que se han apoderado de lo que es de todos. Y como es de todos, es nuestro derecho y nuestro deber recuperarlo al servicio de nuestra libertad. No siempre es fácil saber quién manda en realidad, ni cómo defendernos del atropello.

Ahora no se trata de empuñar las armas contra el invasor ni de hacer descarrilar un tren. El terrorismo no es la vía adecuada contra el totalitarismo actual, más sofisticado que el de los bombarderos nazis. Hoy se trata de no sucumbir bajo el huracán destructor del “siempre más”, del consumismo voraz y de la distracción mediática mientras nos aplican los recortes.

¡INDIGNAOS!, sin violencia. Hessel nos incita a la insurrección pacífica evocando figuras como Mandela o Martin Luther King. Yo añadiría el ejemplo de Gandhi, asesinado precisamente en 1948, año de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de cuya redacción fue partícipe el propio Hessel. Como cantara Raimon contra la dictadura: Digamos NO. Negaos. Actuad. Para empezar, ¡INDIGNAOS!

Es importante visionar el material audiovisual a plena pantalla

28 comentarios:

  1. Todo un placer, haber llegado hasta aquí y, conocer tu blog.
    Ya tienes una nueva seguidora.
    Un beso
    Nela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer ha sido mío al contemplar tu enorme y variada producción de escritos que nos enriquecen. No te he escrito un mail por desconocer la dirección pero te adelanto que tu creatividad se leerá en un enlace en el blog. Nos seguiremos y nos leeremos. Es el mejor homenaje que nos podemos hacer.

      Un fuerte abrazo, Nela.

      Eliminar
  2. Una maravilla de hombre, un ser humano extraordinario, un poder de comunicación como pocos. Verlo y oírlo hablar era siempre aprender algo. Tenía una claridad de ideas, que hasta el último momento resplandecía. Un profesor maravilloso, de los que con la mayor sencillez son capaces de transmitirte lo más complejo. Y seguro que sí, Antonio. José Luis Sampedro brillará en cualquiera de los firmamentos.

    Precioso homenaje el que le has hecho, Antonio, lejos del bullicio y griterío de los mortales.

    Un beso y un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marián, tu comentario completa mis pobres palabras. José Luis Sampedro debe ser recordado, leído y admirado por siempre. Pocas veces tenemos la oportunidad de decir estas palabras con la boca grande, con la boca de quienes le hemos oído en vivo y admirado su sencillez didáctica y humana. Muchas gracias por tus palabras.
      Un ser humano excepcional.

      Un fuerte abrazo, querida Marián.

      Eliminar
  3. Gran entrada, Antonio. Contigo me estoy volviendo rica, qué más se puede pedir.
    Jose Luis Sampedro nos ha dejado una buena herencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tecla. Como siempre me sonrojas. Sí, la herencia de José Luis Sampedro es inconmensurable: nos ha enseñado a ser seres humanos libres que aman la verdad y a despreciar la avaricia, la soberbia y la abulia.
      Sí, tu riqueza es la que poseo yo cuando te leo. Sin sobres con papelitos. Con mente clara y deseos de hablar más.

      Un fuerte abrazo, querida Tecla.

      Eliminar
  4. Como ya he dicho en otro blog, cuando las personas son honestas y viven lo que predican, coincidan o no con nuestra forma de pensar, merecen nuestro reconocimiento y aplauso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Marcos. No es difícil pero sí complejo encontrar a otro ser humano tan sencillo en su vivir y tan luminoso en su pensar. Ha llegado al Cosmos como vivió, con prudencia y con entereza d espíritu.

      Un abrazo, Marcos.

      Eliminar
  5. Es un magnífico homenaje el que le haces con esta entrada a ese hombre sin igual, que empieza su eternización al desprenderse de este plano. Espero que le estén haciendo una bienvenida muy a su altura, con musica de ángeles.
    Descanse en paz!
    Fuerte abrazo, mi amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi podríamos decir que en este espacio/tiempo en el que nos encontramos se empieza a vivir tan mal como el propio Sampedro cuando decía tras cada telediario: “… han destruido en un año lo que nos ha costado treinta conseguir…”, según palabras de su esposa. Sí, Sara creo que el Cosmos recibe a los seres humanos de una forma muy diferente a como fue recibido, por su claridad de ideas y humanismo, en esta España de peineta y pandereta. Creo que le han colocado en la estrella más brillante de nuestra galaxia para que nos envíe un poco de su luz espiritual.

      Un fuerte abrazo, querida Sara.

      Eliminar
  6. Estoy de acuerdo, Antonio, uno de los mayores homenajes, si no el mayor, es leerle, de continuo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Mariano. Leer, quien no lo haya hecho, algunos de sus planteamientos de vida, tanto científica como humanista, es el mejor homenaje. Que nuestra mesilla de noche sea, de ahora en adelante, el lugar preferente de sus pensamientos.

      Un abrazo, Mariano.

      Eliminar
  7. Yo me quedo con tu frase "Por ello, es mejor dejarle como vivió, discreto en agasajos y pleno de libertad".
    El mejor homenaje que le poedemos hacer es, como bien dice Mariano, leerle. Sin olvidarnos de su humildad, tan extraña de encontrar entre la mayoría de escritores.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María José, has elegido una de las frases que escribí con más sentimiento. Te lo agradezco y me alegra que nuestros pensamientos sean tan paralelos. Enseñar a los jóvenes a ser libres, explicar la bondad y no la competitividad salvaje, exponer tan didácticamente sus argumentos en cualquiera de las circunstancias que dominaba y eludir lo desconocido, es una virtud que sólo posee un sabio. Mezcló con una sensibilidad especial lo científico con lo humanista y es un ejemplo a seguir siempre, siempre.

      Un fuerte abrazo, querida María José.

      Eliminar
  8. Me dio mucha pena su muerte la verdad, es un escritor al cual admiro profundamente.
    No había visto ninguno de los vídeos que aquí pones, miré los 3 y es uno mejor que el otro. Ojalá le hiciéramos caso a sus palabras, un gran sabio me parece.
    Un beso Antonio, excelente post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Eva, fue un gran hombre. Te agradezco que hayas visionado los vídeos. Como has podido observar siempre se dirige a los jóvenes, y a su papel en su propia formación y libertad. Es muy agradable poder escucharle y que se mantengan estas imágenes y su vos. En cualquier caso, sus neoliberales enemigos son tantos que tratarán de que su memoria desaparezca cuanto antes. Como siempre, estamos sujetos a los poderosos.

      Un fuerte abrazo, querida Eva.

      Eliminar
  9. De José Luis leí el libro escrito, conversado, a medias con Valentín Fuster titulado "la ciencia y la vida" donde manifestaban su carácter irrenunciablemente humano frente al poder así como una no menos profunda perplejidad respecto al mundo que les ha tocado vivir. Escéptico, lúcido y humano.

    Buena entrada Antonio.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Jaal, el carácter humano de Sampedro nos ha asombrado siempre tanto… Por lo general, los sabios lo poseen a diferencia de los poderosos e ineptos políticos que, con su complejo de poder, que no poder real, creen ser imprescindibles. “La ciencia y la vida” debería ser leído por muchos de ellos que no saben leer comprensivamente.

      Un gran saludo, Jaal.

      Eliminar
  10. Sin duda Jose Luis Sampedro fue un hombre consecuente con sus ideas,fiel a sus principios y opiniones, que en un mundo como el que vivimos actualmente, ya es mucho decir.Seguramente estará tranquilo donde sea que se encuentre.

    Un fuerte abrazo, Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo creo yo también, María. Lo más grande de pertenecer a los mamíferos racionales es mantener sin apagar la llama
      de las ideas, principios y opiniones, durante toda una vida de trabajo y dedicación a quienes pueden poseer un futuro más largo que nosotros: los jóvenes.

      Un fuerte abrazo, querida María.

      Eliminar
  11. Un gran escritor... Gracias por el jomenaje. abrazos querido antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que más siento, Alicia, es tener que haberlo hecho. Lo menos costoso, que se diga lo que se diga de él es la verdad: un sabio humano preocupado por el bien de los demás.

      Un fuerte abrazo, querida Alicia.

      Eliminar
  12. Apenas sin tiempo, Anotnio pero no me resisto a dejar mi huella para unirme a este homenaje que le haces.

    Un abrazo grande y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos como en una carrera de F-1, Pilar. Y para poder llevar adelante estos momentos en los que nos comunicamos, debemos hacer huecos casi imposibles. Gracias por tus palabras.

      Un fuerte abrazo, querida Pilar.

      Eliminar
  13. Gran homenaje el que le dedicas. ¡Cuánto nos ha hecho disfrutar con sus lecturas, emocionarnos con sus palabras y sentirle cerca con su imagen sencilla. Siempre estará entre nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Pilar, por tus palabras. Tu comentario debería encontrarse completando con tu bella prosa el recuerdo a José Luis Sampedro. Leerle, seguir oyéndole y sentirle cerca, será una delicia en estos tiempos en los que el desprecio por y para casi todo es brutal.

      Un fuerte abrazo, querida María Pilar.

      Eliminar
  14. Querido Antonio, me sumo a este homenaje que le haces a quien ha enriquecido... ,sin soberbia...
    Para mí, además de celebrarlo también habla de ti, por que el pensamiento y la acción concuerdan.

    Recibe mi agradecimiento por tus comentarios.
    Un abrazo ,desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elsa, me alegro mucho que siguieses la vida y obra de José Luis Sampedro. Tu comentario es excelente y te lo agradezco.
      De igual manera, me congratulo de la concordancia de interpretación y pensamiento de tu preciosa “Poética”. Me gusta leerte varias veces seguidas. El ritmo es cada vez más sonoro y dulce.

      Un fuerte abrazo, querida Elsa.

      Eliminar