martes, 16 de julio de 2013

LA CAMARERA DEL TITANIC

EL ARTE DE CONTAR

Antonio Campillo Ruiz

  
   Horty (Olivier Martínez), obrero de una fundición francesa que en una competición gana una estancia en Southampton para ver zarpar al Titanic, comprende que el espíritu humano está hecho de sueños. Y como un sueño embriagador “La camarera del Titanic” de Bigas Luna, 1997, canta al amor más intenso, más puro y verdadero que el ser humano haya podido soñar. Podríamos expresar que no es la historia de unos personajes sino la exposición plena del relato de amor más sentido que se haya podido apreciar.


   La percepción de unos sentimientos que no son fáciles de encontrar en un trabajador, aparentemente poco formado, que se encuentra viviendo en un entorno muy poco sensible, con un trabajo que día a día es más duro y unos compañeros que critican y se encuentran atrapados en una etapa histórica que les aboca a sólo subsistir, tal vez provocan la soledad, desconcierto, añoranza y dolor contenido por no poder permitir que aflore un torrente de vivencias que, como buen convecino, cuenta para todos en el único lugar de encuentro y reunión del barrio tras el trabajo.


    Una ambientación cuidada y una excelente fotografía potencian una atmósfera preciosista que no ha sido disfrutada por nadie, excepto por Horty. Bigas Luna, el niño terrible de la sensualidad descarnada, de la dirección rígida y de las sensaciones fílmicas al espectador recubiertas de atmósferas enrarecidas, se fijó en un argumento jugoso, sencillo, que mezclaba verismo y fantasía, con el que además, podía seguir reutilizando características propias de su cine pero muy depuradas: fetichismo, erotismo, sensualidad,... que combinan lo cinematográfico con lo fílmico. La película, basada en una novela de Didier Decoin, posee una reposada narración, es sutilmente lírica, romántica y muy embaucadora para el espectador que cree su capacidad fascinadora a pesar de la probable o imposible historia de amor que se narra. No sabe qué pensar de los relatos en flashbacks de Horty, disfruta de ellos pero duda, duda hasta el último momento de la capacidad para enamorar y enamorarse con tal profundidad, con tanta pasión, una capacidad de amar que jamás ha sido manifestada en la vida real. La sensualidad de la impresionante Marie (Aitana Sánchez Gijón) se encuentra presente en el largo relato, por entregas, que Horty realiza con mayor apasionamiento cada vez, hasta el punto de llegar a superar la atracción física, muy especial siempre en el cine de Bigas Luna, a la delicadeza aparente. El tratamiento de la fotografía y la luz son excelentes y muy diferentes a la sordidez que suele imprimirle a otras de sus realizaciones.


   “La camarera del Titanic” narra los aspectos especiales de las leyendas y las leyendas se basan en hechos reales, pero se magnifican de tal manera que la verdad original es lo que menos interesa, y el imaginario popular les da proporciones grandiosas,  épicas, descomunales y las dota de la cualidad de la posible inmortalidad.



NOTA IMPORTANTE: Esta película se puede visionar subtitulada en el idioma deseado, eligiendo la traducción de los subtítulos en español. El icono primero, por la izquierda, de la parte inferior derecha de la pantalla, una vez la película iniciada, posee la selección de subtítulos en español automática. Se activa. Se vuelve al icono otra vez. Se selecciona traducir subtítulos, se determina el idioma de los mismos del menú que aparece y se acepta. Al ser traducciones informatizadas no son lo perfectas que se puede esperar.

Es importante visionar la película a plena pantalla.


20 comentarios:

  1. Ademas de tus acertados comentarios cinematográficos nos tres el cine a casa con unas películas magistrales que nos alegran el verano, es todo un detalle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Marcos, esta película la elegí porque Bigas Luna realiza una traslación del cine al relato imaginado que es muy acertada. Los personajes están bien dirigidos y sus actuaciones y el pequeño engaño inicial, que llega hasta el espectador, es muy interesante. Se rata de imaginar fílmicamente lo que se narra y ¿es irreal?

      Un abrazo, Marcos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias, Enrique,. Siempre sonrojándome. Pues si, Enrique, tu paisano era duro con los guiones pero sabía mucho de cine y cómo llevar hasta el espectador la posibilidad de ¿verdad o ficción? Por ello, el relato completo es muy interesante y realiza un cine especial: el relato en el cine.

      Un gran abrazo, querido amigo.

      Eliminar
  3. Hola Antonio, mas tarde vengo a mi cine de verano...

    Gracias amigo, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, María por tu lectura y comentarios.

      Un fuerte abrazo, querida María.

      Eliminar
  4. !!Hola,antonio!!

    Una maravillosa pelicula,deseo,amor,convertido en historia,y lo que el poder de la narracion de un hombre enamorado puede llegar a subyugar al que le oye contarla.Un olivier magnifico,me gusta este actor,aitana esplendida.Muchas gracias por tan perfecta argumentacion de esta obra de arte de bigas luna,con razon le dieron el goya.
    Muchismos besitos,antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Celeste. Es una película que es interesante poder visionar por su mezcla de relato/acción. Bigas Luna es capaz de convencer con sus relatos hasta al espectador, mucho más a su celosa esposa que, a pesar de saber que es ¿ficción? lo que narra, hasta el último instante no deja de dudar. Esta es la magia que imprimió el realizador a unos actores que realizan espléndidamente su papel, con Goya incluido.

      Un fuerte abrazo, querida Celeste.

      Eliminar
  5. Intensa tu vida y tus temas
    Intenso vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MuChA, un día, cuando vengas a España, te enseñaré los lugares y estudio en los que fue rodada la película. Nunca sabremos si fueron ficción o realidad los relatos que cuenta este narrador que perfecciona su estilo con maestría.

      Un fuerte abrazo, querida MuChA.

      Eliminar
  6. Olá Antonio,
    Esse filme deve ser maravilhoso.
    Estou a olhar o vídeo muito bom.
    Obrigado por compartilhar.

    Ja tem atualização, passa lá pra da uma olhadinha.
    Abraços!
    ótima semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Smareis, Siento que el idioma sea un elemento que, a veces, se puede soslayar pero casi siempre cuesta mucho encontrar copias con subtítulos en portugués. En cualquier caso tu comentario me llena de alegría y ya he pasado por tu casa para sorprenderme, como siempre de tu buena prosa y temas que desarrollas.

      Un fuerte abrazo, querida Smareis.

      Eliminar
  7. Antonio no pretendo salirme del Guión..pero si los hombres no supiéramos que es el amor, la sensualidad, el erotismo etc. que sentido tendría o para que íbamos a ir al cine? hasta que punto estoy diciendo una tontería?
    Supongo que tenemos que estar equilibrados en la vida parea sacarle el jugo y disfrutar como en este caso de esta película.
    Digo esto porque en una visita que realice hace unos días a una comunidad de Cartujos me enteré de que para formar parte de ella te hacen pasar por el psiquiatra.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jopelines, Toni! ¡Qué fuerte! Bueno yo les pondría “Il Decameron”, que acabo de publicar, para comprobar su “fortaleza ante la lujuria”. Bien, Toni, nunca pensaré que dices una tontería. Estamos de acuerdo que “posiblemente” sepamos lo que es el erotismo y que, como los compañeros del relator, “tengan muy contentas a sus mujeres desde que oyen sus narraciones amorosas”. ¿Es erótico escuchar un relato sensual? Pues sí, lo es. Puede ser que no estando acostumbrados a tales descripciones, imaginarlas sea suficiente motivo para crear un estado de exaltación sexual. ¡Tantas cosas, caricias sin importancia, lugares del cuerpo!, pueden ser eróticos que c
      Si siempre nos encontramos un poco desarmados ante la voluptuosidad, quizá no ante el placer, que es otra cosa, pero ante el querer alcanzar sin llegar, el llegar y temblar, el tembar y sentir, el sentir y disfrutar… debe ser de un cuidado exquisito. Así, el poder erótico del cine casi siempre se confunde con el placer obvio y sin sutilezas. Te digo un secreto. Intenté hacer una etiqueta que se llamaba “El erotismo en el cine”. Bien, Toni, sólo encontré dos escenas verdaderamente eróticas, para mí desde luego, entre cientos de películas. Muy significativo.

      Un abrazo, amigo Toni.

      Eliminar
  8. Querido amigo, no acabó de convencerme el guión de la pelicula. Le encontré momentos bonitos como cuando se ven todos los trucos de cine o ese deambular del teatrillo,peroo me dio la impresión como que le faltaba algo,quizás sorpresa.
    Un fuerte abrazo, Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Ohma. Le falta credibilidad y sorpresa que posee en un principio pero que se va diluyendo poco a poco hasta una simple y vulgar representación de un relator con estilo. Es recuente que el espectador sea crítico con estas películas, buenas pero casi inacabadas. Sin embargo debo decirte que es muy complejo poder sostener el ritmo de la primera mitad de la película sin que el espectador se deslice fuera de ella.

      Un fuerte abrazo, querida Ohma.

      Eliminar
  9. No conocía esta película y de los actores sólo Aitana. Interesante.

    Entiendo que te gusta la cinematografía. A mí también, aunque últimamente no voy apenas al cine.

    Te deseo un buen verano. Por aquí estamos disfrutando de unos días estupendos. Espero que no sean demasiado cortos. A España iré a finales de septiembre (mejor así; no hará tanto calor)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Pilar, es lo que nos sucede a todos. Ir a las salas de cine es un pequeño lío actualmente. Vemos cine pero, técnicamente, de otra forma. Esta película la seleccioné porque es de un relator de sucesos, como un Cuentacuentos. Buena elección septiembre para venir a tu tierra, agosto está lleno de turistas y hace mucho calor. Un problema con los ojos me ha impedido que vuelva a ver a Rembrandt en su alojamiento renovado. Lo veré, claro que lo veré y te lo diré.

      Un fuerte abrazo, querida Pilar.

      Eliminar
  10. Gracias por esta película Antonio, que nos muestra cómo el ser más simple y sencillo lleva una historia dentro para ser contada, ¡qué grande el poder de la imaginación!, ¡cuánto deseo se le escapa por la boca!, soñar despierto siempre es una buena opción ante la realidad...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Beth, con esa intención la seleccioné: relatos imaginados… ¿De verdad imaginados? Con esta pregunta juega el realizador durante la primera parte de película para llegar a una posible ficción al final. Soñar… siempre, imaginar… constantemente, desear… eternamente.

      Un fuerte abrazo, querida Beth.

      Eliminar