lunes, 11 de noviembre de 2013

LA INTERPRETACIÓN DEL ROSTRO HUMANO

COMUNICACIÓN VISUAL Y MULTIPLICIDAD DE EXPRESIONES

Antonio Campillo Ruiz

Piazza Navona, Roma 

   ¿Es posible que sentimientos, aspectos comunicativos e inteligencia emocional se puedan apreciar cuando observamos el retrato realizado por un pintor?  Quizás. El rostro humano siempre expresa algún motivo sentido por el espíritu de quien lo posee. ¿Sabemos apreciar estos cambios fisiológicos íntimamente unidos a los pensamientos y sentimientos siempre inapreciables? Tal vez. Muchos atrevidos creen que sí, que es un problema de fácil solución. ¿Y una pintura… posee la impronta de lo sentido en el momento de establecer contacto autor y modelo? Posar no significa comportarse con naturalidad e interpretar el momento que siente quien se verá posteriormente reflejado en un lienzo. No es posible mantener idéntico sentimiento durante un tiempo prolongado. ¿Qué apreciamos en la pintura de un rostro? Un instante seleccionado, una expresión interpretada, una serenidad o intranquilidad fingidas que el autor recrea en la obra en función de su estilo, del personaje que retrata o de los intereses que se quieren conseguir con una imagen que poseerá la vida que él les proporciona.

Piazza Navona, Roma

   Muchos de los rostros que, por diversos motivos detentan un interés importante, son apreciados y conocidos, precisamente, por unas pocas pinturas e incluso por una única. ¿En ella se ha podido captar la multiplicidad de expresiones que el modelo real puede expresar? La perfección del autor no puede alcanzar detalles personales que no sean improvisados, cuando no creados, al margen del modelo. Al tiempo, demasiado tiempo, sesudos críticos o mirones aficionados quedan atrapados por unos ojos que expresan pureza, unos labios que se caracterizan por su siempre bello perfilado, una expresión general que motiva y persuade a quien contempla ese rostro que puede llegar a ser obsesionante por una u otra de sus peculiaridades, la mayor parte de las veces jamás admiradas en la realidad. Todo es una ilusión, una creación y recreación de belleza o fealdad que impacta, sobrecoge, horroriza o enamora.

Piazza Navona, Roma 

   Muchos autores han preferido captar el instante vivido en el mismo lugar y condiciones de quienes se han prestado a un retrato sin posar, a la representación de una conmoción motivadora de aquello que se le ha querido proporcionar, la vida que se ha comunicado con la pintura y ha detenido el tiempo como si de una instantánea se tratase. La naturalidad de estos rostros es tan excepcional que sus modelos poseen la espontaneidad de unas emociones sentidas en el momento de ser absorbidos por los pinceles, lápices u otros artilugios técnicos del pintor.   


INFORMACIÓN: Todas las fotografías que conforman el vídeo son completas: No pertenecen a detalles de conjunto de mayor tamaño ni han sufrido modificación alguna.

Es importante visionar el montaje a plena pantalla.

30 comentarios:

  1. Ha de suceder algo muy mágico que pone en sincronía la capacidad de artista para plasmar en un lienzo y lo que está captando de la esencia del modelo, más lo que el modelo quiere reflejar, independientemente del estado de ánimo. Pero la esencia supera sus deseos, de tal forma que quizá en ocasiones el modelo ni se reconozca al mirarse. Qué estupendo video, Antonio. Gracias!
    Abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es la cuestión, Sara. ¿Queda el espíritu del modelo asimilado al retrato? ¿Si es así es como robar el alma a quien es reaal para cederla a quien, posiblemente, perdurará más que él? ¿cómo se puede realizar este atrevido robo? ¿Podría ser un alma artificial la que posee la pintura? Es posible que alguna de estas preguntas se las haga el artista cuando trata de retratar a un ser humano que no sólo posee rasgos fisiológicos sino características peculiares derivadas de ellos.

      Un fuerte abrazo, querida Sara.

      Eliminar
  2. ¡Qué buen vídeo!
    Un beso grande Antonio, espero que estés muy bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, Eva. No está completo. Lo reduje y desestimé determinados movimientos de cámara que son largos aunque muy descriptivos. Sólo dejé determinadas fotografías estáticas que son muy bellas.

      Un fuerte abrazo, querida Eva.

      Eliminar
  3. Bravo!!!! Qué gran trabajo! Felicitaciones, Antonio, y gracias por compartir este magnifico material de tu autoria. Gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Patzy, cuando las imágenes son estáticas la cámara dinámica no me agrada porque siempre debe aportar el movimiento que no existe en lo fotografiado. El movimiento lo debe aportar aquello que posteriormnete proporcionarán dinamismo en la pantalla. Por ello, he quitadotodos los sooom o falsos movimientos y sólo he dejado las fotografías estáticas. Cuando quieras alguna te la proporciono totalmente limpia. Las de Italia ya están reducidas. Estoy señalizando con coordenadas de Google Earth los lugares.

      Un fuerte abrazo, querida Patzy.

      Eliminar
  4. Buenos días Antonio, pinto desde hace años y precisamente, las caras, se me dan, dicen que bien. A la pregunta que haces al principio de este post, yo opino de que sí, se aprecia en un rostro el alma o interioridades de una persona ya que sus ojos lo delatan por ser una ventana abierta del cerebro al exterior. Si el rostro es el espejo del alma, es porque es evidente de que se ve reflejada, en muchos rasgos, desde la comisura de los labios, cejas, pómulos, músculos de la cara etc. de hecho un pintor si se limita a copiar lo que ve, el cuadro transmitirá la imagen tal cual; bien es cierto de que hay otros detalles que transmiten poco por no decir nada, ejemplo del pelo y por supuesto la ropa, y donde si, el pintor tiene que afinar y mucho es en los ojos, que es el punto critico, por cierto en los retratos o fotos de las personas que no miran a la cámara, no se les ve tan bien su interior como si miraran al objetivo y ese, para mi, si que tiene mas de misterio o al menos no sé explicarlo.
    Un abrazo tocayo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente, amigo Toni, tu comentario complementa y explica mucho mejor que yo cómo puede quedar atrapada el alma del modelo en el retrato. Me alegro mucho de que seas un buen retratista, para mí, uno de los más difíciles aspectos de la pintura figurativa. Creo que como artista debes tener un sexto sentido para poder captar esa chispa que hace que el retrato posea vida propia, aunque sea diferente de la que vive el modelo: es la que tú aprecias. En el famoso espejo nos observamos como imágenes virtuales que no reflejan la realidad de nuestro propio rostro, como sabes. Sin embargo en el retrato queda plasmada la visión real del artista en el instante de pintar los pequeños gestos que definen ojos, rictus o cualesquiera otra cualidad del rostro. Mi más sincera enhorabuena por tus retratos, Toni. ¡Ah! y muchas gracias por completar lo que puede abrir mejor los ojos a los lectores con tu comentario.

      Un abrazo, Tocayo.

      Eliminar
  5. ¿Has sentido alguna vez que habitas en un enjambre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anuar, leí tu "Enjambre" y me gustó. Sí, de forma continua me siento vivir en un enjambre en donde mi poca miel se añade a la totalidad de la almacenada para completar el trabajo que nos ordenan realizar cotidianamente. Muy admirable tu trabajo.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Solo un buen retratista sabe captar la personalidad de la o del modelo y plasmarla en el lienzo. Y como bien dice Toni Almagro, cuando los ojos del artista saben profundizar en los de quien tiene ante sí, entonces surge la magia, concluyendo en un buen retrato. No todos tienen esa sensibilidad.
    Muy buen trabajo, querido Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, María José, no todos los artistas poseen esa sensibilidad tan fina para captar desde su mirada el gesto que define de forma especial el rostro de un modelo. Tenemos la suerte que Toni sea un retratista y que nos explique estos pequeños momentos decisivos de preparación y ejecución de la pintura. Cuando el retrato posee alma propia su imperdurabilidad es tan longeva como alcancen resistir los materiales originales con los que se creó.

      Un fuerte abrazo, querida María José.

      Eliminar
  7. Un vídeo precioso, que pintores tan excepcionales. El retrato lo considero de lo mas difícil. Los retratistas callejeros te paras a verlos y en tan breve tiempo pocas veces encuentras calidad en sus obras. Pienso que el pintor ha de penetrar tanto en la personalidad del retratado que le debe robar algo de su alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Marcos de esto hablamos. Sabemos que no es así pero la perfección del resultado es tan impresionante en muchos de los retratos que existen en las diversas épocas de la Historia es tan real que impresiona ver los retratos de quienes han sido ejemplo de seres inmortalizados.

      Un abrazo, Marcos.

      Eliminar
  8. Esto es muy complicado en el retrato, pienso. Y posiblemente lo que vemos, aparte de la subjetividad que entraña el mismo acto de mirar, es lo que el retratista ha querido reflejar, que no siempre tiene por qué coincidir con la realidad del sujeto retratado.

    Como siempre, querido Antonio, me haces pensar. Y eso a mi edad...no sé si es bueno.

    A pesar de todo, te envío un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uerida Mabel, ¡dejará de ser bueno pensar a tu edad! Ahora que ya eres una chica que empieza a ser consciente de que a pesar de sus pocos años no debe pensar tanto, ye invito a que sigas haciéndolo con tanta lucidez como escribes. Sí, el retrato en la pintura es uno de los problemas más complejos que podemos encontrarnos. Cuando los rostros son expresivos nos llevan caminando por la Historia y sus recovecos.

      Un inmenso abrazo, querida Mabel.

      Eliminar
  9. Domnule, aveți un blog FABULOS!
    Mulțumesc pentru vizita făcută în pagina mea! Sunt onorat!
    Vă doresc o seară minunată!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Vasile, me ha encantado tu visita por esta casa que es tuya. Tus publicaciones son muy importantes. A pesar de la dificultad del idioma siempre leo todas sus publicaciones. Me siento muy honrado con su visita y comentario.

      Un abrazo, amigo Vasile.

      Eliminar
  10. Creo que el pintor tiene que tener una gran sensibilidad. El retrato me parece sumamente difícil.

    ¡¡Gran entrada!!.

    Te mando un beso, querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, Amalia. Creo que no todos los pintores han estudiado el rostro humano con ojos tan sensibles como técnicamente perfectos. Sin nombrar a ninguno en especial existen grandes retratistas y grandes pintores. No son ni iguales ni los mismos. Me alegro que te haya gustado la entrada.

      Un fuerte abrazo, querida Amalia. ¡Ah! y un beso.

      Eliminar
  11. He disfrutado mucho, muchisimo con esta entrada Antonio, gracias.

    Un beso querido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, Eva. Tú que eres pintora y retratista sabes de la dificultad para realizar estas pinturas realistas tan perfectas, diferentes y sensibles. Si necesitas alguna pintura que no sea común o no encuentres en los archivos digitales, dímelo y, quizás, te pueda ayudar.

      Un fuerte abrazo, querida Eva.

      Eliminar
  12. Después de ver este estupendo trabajo no me cabe duda que el pintor entra en el alma del retratado reflejada en los ojos. La fisonomía puede engañar pero las expresiones no.
    Un abrazo largo, querido Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es la gran cuestión, Ohma, que los rasgos fisiológicos son realmente sencillos, lo difícil es poder captar la expresión a través de la visión del artista. Las poses se rompen, los engaños se perciben, la naturalidad y la realidad nunca engañan. Este es el don de los retratistas.

      Un fuerte abrazo, querida Ohma.

      Eliminar
  13. magnífico, vídeo, amigo Antonio y, ah, es cierto, ves una cara en un lienzo o en un borrador-carbón y dice casi todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que hayas pasado unos minutos observando la vida según los autores que han sido los creadores del alma de los retratados, Enrique. A veces no era sencillo realizar un retrato por la superstición de quedar presa el alma en él. Recuerda la famosa novela góticonarrativa y filosófica de Oscar Wilde "El retrato de Dorian Gray",

      Un fuerte abrazo, Enrique.

      Eliminar
  14. No es para nada facil la tecnica del retrato, pero existen artistas que nos dejan impactados con su habilidad y enorme sensibilidad como estas imagenes nos lo demuestran, estimado Antonio. Es una maravilla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Carolina, ¡cuanto me alegro de encontrarte tan interesada por temas tan sensibles como este! Como tú lo creo yo, Son impactantes algunos de los retratos de los maestros en este somplejo arte del retrato. Tan impactante que cuando observamos alguno de ellos se nos representan como personajes cuasi vivos con sus virtudes y defectos,

      Un fuerte abrazo, querida Carolina.

      Eliminar
  15. El talento de los artistas para captar aunque sea un sólo segundo, una sola expresión para la eternidad, me sugiere simplemente ¡magia!
    Un abrazo Antonio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Beth, es magia la creación de rostros que perduran en millones de vidas ajenas que los contemplan y los admiran u odian, en función de su propio aspecto o del que haya querido imprimir el artista cuando los retrató. Como muy bien dices para eso debe existir un talento que sobrepase el gesto inútil en favor de la perfección expresiva del rostro del modelo.

      Un fuerte abrazo, querida Beth..

      Eliminar