lunes, 25 de marzo de 2013

REALIDAD FICTICIA

ILUSIONES ÓPTICAS

Antonio Campillo Ruiz


¿Es cierta nuestra percepción? Posiblemente. Percibimos aquello que es capaz de ser captado por el cerebro estando completamente seguros que nuestro cerebro no nos puede engañar, ¿por qué lo iba a hacer? En otras etiquetas del blog podemos repasar qué leves diferencias existen entre los órganos que captan lo externo a nosotros y quien procesa la información que le llega y decide qué hacer con ella. Las ilusiones ópticas lo son a causa del ojo, no del cerebro. Si fuese así, se llamarían ilusiones cerebrales. El ojo humano envía datos al cerebro que poseen dos dimensiones cuando se trata de representar tres. Este dato, percibido en función del entorno en el que se encuentran los objetos de atención, ocasiona que el cerebro los capte como deben ser y no como una perspectiva alterada.


A pesar de haber comprobado que las velas se han encendido sobre una superficie plana, el suelo, cuando la cámara realiza un traveling suave y modifica sustancialmente el punto de vista, la percepción varía hacia el aspecto normal de representación en el espacio, la tridimensionalidad. Comprobamos, además, un hecho que es incontrovertible cuando el realizador sube a lo alto del paralelepípedo inexistente.

   
   El artista Francois Abelanet juega con los visitantes en un jardín de París. En este caso utiliza la técnica conocida como anamorfis para dar la impresión de relieve. Una anamorfis es una deformación reversible de una imagen producida mediante un procesamiento óptico. Se suele utilizar como efecto de perspectiva en el arte para forzar así al espectador a mantenerse sobre un determinado punto de vista preestablecido



22 comentarios:

  1. Ampliación de consejo: No te fíes ni de tu padre, ni de lo que veas.
    Lo que nos faltaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, amigo Marcos. Tenemos ya tantas escamas duras que nos faltaban los sentidos para acabar con nuestra confianza…, hasta en nosotros mismos.

      Un abrazo, amigo Marcos.

      Eliminar
  2. Me encantó el último vídeo!!
    Muy bueno Antonio, a mí me encanta pensar que las cosas pueden no ser como las veo, no sé, me gusta ese pensamiento.
    Un besito, que tengas una buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, Eva. A veces, es preferible que las cosas que percibimos no sean reales, que nos hagan soñar con irrealidades más bellas y sorprendentes.

      Un fuerte abrazo, querida Eva.

      Eliminar
  3. Según Kant sería una 'apercepción'.
    ¿Es la figura o el fondo?

    Por eso es tan difícil y compleja la comunicación humana., querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Elsa. La comunicación es muy compleja, la hacemos compleja y la enrarecemos más de lo que ya es. A veces nos interesa la figura y solo rasgamos con la uña y otras debemos utilizar un cincel para poder llegar a una comunicación veraz y útil.
      Cuando se gesta un proceso de comunicación se debe procurar pensar en el resultado de lo expuesto antes que exponer lo que te gusta. Esto suple la indisciplina de lo vano e incomprendido.
      Hablamos de la apercepción cuando surja un proceso complejo. ¿De acuerdo?

      Un fuerte abrazo, querida Elsa.

      Eliminar
  4. Amigo Antonio, yo creo que nuestra percepción es mutable, se puede adulterar de las manera más simple, hasta la más sofisticada, de hecho está demostrado con los mensajes subliminales que contienen muchas de las cosas que percibimos como inocentes. Y más, dos o más personas pueden estar mirando una misma cosa, y cada una verla diferente... Es completamente cierto y probado que nuestra percepción puede enviar a nuestro cerebro, aquello que nosotros sentimos como real, pero esto no indica que lo sea...

    ¡Qué maravilla, si la crisis no fuese crisis, si el paro no fuese paro... y si las guerras y violaciones de los derechos humanos, fuesen solo falsas percepciones!

    Un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, Ángeles. Los mensajes subliminales y la publicidad justificada, son elementos que generan otra forma de percibir, otra forma de entender. Si a ello añadimos que nadie sabe cómo ve quien está a su lado… ¡Atención, pregunta!: ¿sabes como percibe las formas, colores, etc., quien tienes a tu lado en este momento? No, Ángeles, sabes lo que te dice que percibe pero no lo realmente apreciado… Seguimos, lo que queremos que sea percibido, lo es por más vueltas que demos. Y en los procesos de comunicación este es un factor importante para manipular, cambiar, adoctrinar, etc. ¡Líbrenos Dios de los malos creativos!

      Un fuerte abrazo, querida Ángeles.

      Eliminar
  5. இڿڰۣ-ڰۣ—Feliz Semana Santa.

    ♥ B E S O S ♥

    ─═☆MaRiBeL☆═─

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Maribel, si el vídeo es Tim20: From GOD, es una preciosidad que te agradezco porque lo he visto y oído tres veces y me parece de una exquisita sensibilidad. ¡MUCHAS GRACIAS!

      Un fuerte abrazo, querida MaRiBeL.

      Eliminar
  6. São fantásticas essas ilusões... cada um enxerga conforme sua experiências... visões e ilusões... muito bom!

    (impressionante a acertada interpretação que você deu aos versos do poema Encantamento da última postagem que fiz...)

    Beijos e flores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Teca, cada uno, en función de sus experiencias y sus órganos sensoriales interpreta aquello que le llega del mundo como peculiaridades especiales.
      Muchas gracias. Me agrada mucho que te haya gustado mi modesta opinión de unos versos tan sublimes como los tuyos. Ahora debo procurar que siempre te guste mi pequeña opinión. Gracias.

      Un fuerte abrazo, querida Teca.

      Eliminar


  7. Cuando tuve sed llame a tu puerta y me has dado de beber,
    Cuando el camino se hizo penoso me has tendido la mano,
    Cuando las lágrimas corrían por mis mejillas me las has secado,
    Cuando el corazón lo asolaba la tristeza le regalaste una sonrisa,
    Cuando la soledad me acompañaba fuiste mi luz y guía,
    Cuando, cuando...

    Ser tu amigo hace posible que la vida tenga otro sentido
    y otras dimensiones...

    Una muy feliz semana, esta que es tan especial.

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Gatita Coquetuela, no sólo cuando lo necesitaste, en pasado, siempre que lo necesites, en presente y futuro, seré amigo de quien posee la sensibilidad y el don de poder ser amiga de verdad en todo momento. Esa eres tú, María Del Carmen y tus allegados.

      Un fuerte abrazo, querida María Del Carmen.

      Eliminar
  8. Es increible lo d ela ilusion optica. me ha encantado sobretodo el de las velas, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Alicia, son un poco “delirantes”: por más que queramos comprender cómo es posible siempre veremos en dos dimensiones las tres normales a las que estamos acostumbrados si alguna de las líneas son inclinadas.

      Un fuerte abrazo, querida Alicia.

      Eliminar
  9. Estoy de acuerdo con marcos, no se puede uno fiar ni de lo que ve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y menos de lo que nos dicen, Mariano! Al fin y al cabo comprender lo que percibimos mediante la vista depende de varios factores: aparatos ópticos muy sofisticados, los ojos, aparato receptor que no te quiero ni hablar, supersofisticadísimo, el cerebro y luego, lo que nos acostumbrar a comprender, perteneciente al apartado de sinvergüenzas y otras raleas. ¡Estamos vendidos y en manos de quienes nos quieren mal!

      Un abrazo, Mariano.

      Eliminar
  10. Como han llegado a decir mucho filósofos, sólo existe la realidad de nuestra percepción. Y no hay más. Contemplando la misma cosa, lo que cada uno percibe, esa es nuestra realidad...

    Un beso, Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Marián, nuestra realidad y la del vecino son distintas porque percibimos la realidad de forma diferente. ¡Ah!, pero cuando se trata de interpretaciones… ¡Ay! Con las interpretaciones. Nos hacen interpretar lo que quieren los denominados generadores de arte, comunicación, etc. ¡Y nos lo creemos! Nuestros mínimos defectos de percepción se hiperactivan frente a quienes dominan el arte de comunicar.

      Un fuerte abrazo, querida Marián.

      Eliminar
  11. ¡Qué curioso! La vista engaña a nuestro cerebro allí donde existe un vacío. Lo que nos cuentas me recuerda a la técnica del trampantojo en el Barroco, donde una superficie plana, por ejemplo el techo de una iglesia, se transformaba por obra y gracia de la pintura, en un espacio abierto hacia el cielo.
    Un abrazo y feliz Semana Santa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Carmen. Y lo conseguían. A lo largo del tiempo y especialmente con respecto al arte, la perspectiva ha engañado sistemáticamente a la percepción humana. Hablamos, por ejemplo, desde el Partenon, con sus columnas levemente inclinadas para percibir la pureza de la perfección de líneas rectas en unas proporciones matemáticamente perfectas, la proporción aúrea, a pesar del error que la curvatura del ojo puede ocasionar y, por supuesto, la técnica del trampantojo que mencionas. Si la corrección permite estas inimitables percepciones, ¡bienvenidas sean! Lo indecente es cuando se producen errores para confeccionar percepciones doctrinales.

      Un fuerte abrazo, querida Carmen.

      Eliminar