sábado, 18 de mayo de 2013

THE SHOCK DOCTRINE

AHORA, SALGAN A LA CALLE Y CONVÉNZANME

Antonio Campillo Ruiz

Naomi Klein

   Tratar de explicar la Historia Contemporánea de los últimos cuarenta años es tan complejo como rehacer la de miles de años a través de restos fosilizados. Su estudio posee un gran paralelismo: en ambos casos los estudiosos de la Historia no han vivido muchos de los hechos que tratan de descubrir, relatar o simplemente comentar. Si bien, en el primer caso, sólo aquellas personas con una edad cronológica menor de cincuenta años nunca han tenido contacto directo con los sucesos acaecidos, en el segundo ningún investigador ha estado presente cuando se produjeron los acontecimientos que se pretenden recomponer. Esta mínima ventaja que proporciona vivir los eventos e incluso, participar en muchos de ellos, unido al trabajo de reordenar y desechar las falsas noticias que se proporcionan por unos medios potentísimos en la sociedad actual, es de una importancia decisiva para comprender la Historia actual.

   Circunstancias sin precedentes durante los años en los que la guerra fría entre las dos concepciones de la sociedad se encontraba en pleno auge, motivaron multitud de experiencias que, posteriormente, han decidido el trazo a seguir por la sociedad actual. Alguien podría realizar una pregunta que se sugiere como obvia: pero… ¿qué sociedad tenemos, si poseemos una inmensa crisis de todos los factores que son sus puntales imprescindibles? La respuesta también es obvia: no se llega a este estado en unos pocos años. Y así es, se llega por medio de unas doctrinas que han ido inyectándose en la sociedad de forma experimental, creyendo que las teorías superarán la jungla que ellas mismas abren. Existe una teoría, aplicada en este momento en la sociedad occidental, que es la que motiva este caos económico y social: La doctrina del shock. Para las personas profesionales y trabajadores de niveles medio y bajo es la gran estafa de la política que el famosos Grupo de Chicago, aceptando y ampliando las teorías económicas de Milton Friedman, ha experimentado e introducido en la economía mundial.

   Teniendo en cuenta los resultados de las experiencias del Dr. Ewan Cameron, psiquiatra especializado en la limpieza de recuerdos de la mente e incluso de sueños e ilusiones mediante shock, que serían empleadas como arma contra el que fue siempre hipotético enemigo, el Grupo de Chicago planteó probar sus teorías tras un shock traumático en una sociedad completa. La primera experiencia se llevó a cabo con Chile, cuando Salvador Allende era su Presidente. Tras una campaña instigada, pagada y materializada por la CIA y el que, posteriormente, fue Premio Nobel de la Paz, Henry Kissinger, se produjo el shock insuperable de un golpe de estado muy cruento, durante y después de él. El general Pinochet abrazó la teoría económica de Friedman y privatizó, vendió, especuló, y ayudo a todos aquellos que eran poderosos y aumentaron su poder, mientras el pueblo se convirtió en mero sostenedor de aquellos que eran sus represores. En América del Sur, esta política y sus resultados corrió hasta Argentina, en la que Videla y sus generales, derrocaron al gobierno democrático, llegando incluso a Uruguay. Lo que sucedió en Argentina fue, quizás, más catastrófico que en Chile. 

En ese tiempo, apareció una íntima amiga de Pinochet en la escena política, de un país democrático, Margaret Thatcher. Admiradora, también, de la política económica de Friedman y el Grupo de Chicago, de la mano de Fiedrich von Hayek. No se atrevió a desarrollar esta política sino con mucha suavidad ya que no se había experimentado en países democráticos, solo las dictaduras eran las zonas experimentales. Pero, tras la guerra de Las Malvinas, se produjo un shock social suficientemente impactante: ganó las elecciones y aplicó brutalmente la doctrina que el shock guerrero le aportó. Una conjunción peculiar favoreció, todavía más, la experimentación de la política económica de Friedman en los países anglosajones: Ronald Reagan gana las elecciones en EEUU y se suma a Thatcher entre los mandatarios que tenían cerca a Friedman. 

En este caso, de la mano de Donald Rumsfeld, defensor e intérprete libre y duro de su política económica y materia gris, a través de los cargos que ocupó, en los gobiernos de Richard Nixon y Gerald Ford. Rumsfeld fue el poder en la sombra y planificador anglosajón de la doctrina del shock. Su Proyecto para un Nuevo Siglo Americano lo puso en práctica cuando George W. Bush le nombró Secretario de Defensa. Las guerras de Afganistán e Irak, con una brutal aplicación de la doctrina del shock han llegado a nuestros días. Su envite al Pentágono el día 10 de septiembre de 2001, coincidió con los atentados del día siguiente al World Trade Centrel y Pentágono. Fueron los impactos que provocaron un shock suficientemente grande para que, al poco tiempo, se produjesen un cúmulo de catástrofes financieras que han desembocado en el momento actual.


   Franklin D. Roosevelt, enemigo a ultranza de las teorías de Milton Friedman, Premio Nobel de Economía, aplicó una política totalmente diferente en la que el Estado potenció todo tipo de empresas e industrias estatales.
Se dice que en reuniones que mantenía con los agentes sociales y los sindicatos, planificaban y consensuaban en secreto políticas sociales que hicieron un enorme bien a EEUU. Tras las reuniones, se dirigía a los sindicatos y les decía: “Ahora, ¡salgan a la calle y convénzanme!” Margaret Thatcher ganó las elecciones con un programa que propugnaba: recortar el gasto público, reducir las tasas de impuestos, privatización de las empresas estatales, desregularización de la industria y una estable y moderada política monetaria para reducir la inflación. A los tres años, el número de desempleados era el doble que al inicio de la legislatura. ¿Les recuerda algo?

NOTA IMPORTANTE: Como siempre, la importancia del documental es crucial y posee unas imágenes que no muchas personas han podido visionar. Adjunto dos versiones, una doblada a español y otra original subtitulada en español. Esta última está formada por seis capítulos enlazados consecutivamente. Pueden visionarse uno a uno abriendo el primero y llevando el cursor de visión hasta casi el final. Al acabar un capítulo, automáticamente, continúa el siguiente.

Es importante visionar el documental a plena pantalla


Es importante visionar el documental a plena pantalla

21 comentarios:

  1. Impresiona verlos, amigo, si.
    Un abrazo, Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, amigo Enrique. Impresiona ver tanto a quienes han motivado tantos males como a quienes los han sufrido. Mientras, en la tómbola de los Nobel, se reparten premios que, si D. Alfred levantase la cabeza, creo que se volvería a su lugar por el desagradable olor a miseria.

      Un fuerte abrazo, querido amigo Enrique.

      Eliminar
  2. Esto empezó cuando Bush junior ganó las elecciones. Ese día estaba oscuro y nublo. Y todo se vino abajo parece que poco a poco pero fue él y sus adláteres seguido de todas las castas que vinieron detrás. Solo nos faltaba el gobierno que tenemos.
    Dicen que a través de la Historia ha habido muchas crisis y que de todas se sale. Creo que esto pasará cuando todos estos políticos que existen en el mundo hayan desaparecido del planeta y nos entre savia nueva.
    No lo podremos ver.
    Malditos sean.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo, Tecla. Para el occidente “próspero” que éramos, la llegada de un gobernante sin más política económica que la de Friedman y sus Chicago Boys, a través de Donald Rumsfeld, después del shock del 11S, nos ha llevado a la catástrofe más inmensa que jamás podríamos pensar. Ahora, no existe la vuelta atrás, se debe huir hacia delante sin medida. La prueba es la política actual de retroceso que está aplicando nuestro gobierno actual.

      Un fuerte abrazo, querida Tecla.

      Eliminar
  3. Somos tan solo conejillos de Indias, cobayas. Vaya futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, Marcos, pero experimentar con sociedades completas es, además de peligroso, de una inmensa inmoralidad e impudicia. Cada día se encuentra más cerca el abismo para quienes son más jóvenes.

      Un abrazo, Marcos.

      Eliminar
  4. Esto empezó cuando Bush junior ganó las elecciones. Ese día estaba oscuro y nublo. Y todo se vino abajo parece que poco a poco pero fue él y sus adláteres seguido de todas las castas que vinieron detrás. Solo nos faltaba el gobierno que tenemos

    TECLA:

    A pesar que Bush fue un mal presidente Malisimo!!
    que culpa tiene de lo que les pasa a a ustedes?


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MuCha, como supongo que Tecla no volverá a expresar su acertada opinión, sólo te diré que TODA, toda la culpa de nuestros odiados males parte, precisamente, de Bush, su gobierno, su neocolonialismo, y el estupor de todas las naciones ante el shock de atentados y dos inmensa e inútiles guerras para los países donde se produjeron, no así para quienes se han enriquecido con ellas. El gobierno que poseemos nos ha retrasado y llevado en un solo año, a más de cuarenta años atrás, a los años previos a la democracia: basta comprobarlo con las leyes constitucionales que está mancillando.

      Un fuerte abrazo, querida MuCha.

      Eliminar
  5. Antonio
    Cada vez que vengo aprendo
    Sos genial
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, MuCha. Es muy agradable pero sonrojante, lo que me dices. Es una lástima que no podamos hablar en directo para que algún aspecto, aparentemente complejo, no lo aclaremos mejor.

      Un fuerte abrazo, querida MuCha.

      Eliminar
  6. Cuántas historias en tan poco tiempo... y cuán pocos personajes para tantas atrocidades. Lo que vivimos hoy son decisiones que se tomaron ayer...

    Muy buen artículo, excelente!
    Abrazos querido Antonio.
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Genessis. ¡Qué pocos personajes son necesarias para destruir la concordia y la paz! ¡Con qué rapidez la rapiña se autoalimenta! Todo debe transcurrir muy deprisa para que la reacción de la sociedad no sea capaz de rebelarse.

      Un fuerte abrazo, querida Genessis.

      Eliminar
  7. Link exchange is nothing else but it is only placing the other person's blog link on your page at suitable place and other person will also do same in favor of you.

    my blog :: How To become a game tester
    Also see my web page > get paid to test games

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se responde en este blog a personas anónimas.

      Eliminar
  8. Ya había visto este extenso documental en donde se puede ver lo marioneta,y en muchos casos mártir, que es el pueblo. Pero lo he vuelto a ver porque merece la pena.
    Los Chicago Boys¡cúanto daño hicieron a la gente más pobre, cúanto!
    Un fuerte abrazo,querido Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están…, Ohma, están haciendo…, porque sus teorías económicas tienen plena vigencia en el momento actual: son las que nos han llevado a este estado de empobrecimiento y retroceso de la mano de quienes se sienten legitimados para hacerlo. El documental es preciso y posee aspectos inéditos. Sería muy interesante leer el libro de Naomi.

      Un fuerte abrazo, querida Ohma.

      Eliminar
  9. Sacrificio= pueblo....
    Siempre nos ha tocado y nos tocará.
    Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. … Si nos dejamos…, Inma. El problema es la existencia de una inmensa caída de brazos que impiden que se plantee una verdadera protesta. Pareciese que todo se encuentra bien con estos métodos obsoletos y de marcado cariz neofascista.

      Un fuerte abrazo, querida Inma.

      Eliminar
  10. El repaso histórico que has hecho sobre los "títeres de cachiporra" es espléndido, querido Antonio.
    Que el pueblo siempre ha estado y está manipulado y explotado, siempre ha sido una certeza (a pesar de la venda en los ojos que se afanan en ponernos); la pregunta es ¿hasta cuándo?
    Que el mundo está organizado, construido y manipulado por unas altas y poderosas cabezas pensantes, también siempre ha sido un hecho.
    Que esa "experimentación" popular es una realidad, también lo dejas bien claro y solo hay que leer cierta información que circula (o se filtra) por grietas que comienzan a aparecer ante la brutal presión social.

    Tu trabajo siempre es espléndido, Antonio. Me gusta esa "apertura" mental a la que incitas.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es la cuestión, Marisa. Somos conscientes de todo. Bien, entonces ¿por qué no existe una verdadera unión ciudadana y una protesta que acabe con la obsoleta, peligrosa, adulterada y reaccionaria política, que nos está llevando a un abismo sin fondo? ¿Cómo es posible una ley de educación como la que han aprobado? ¿Cómo es posible tanta sinvergonzonería entre los llamados gobernantes? ¿Queremos pensar? Hagamos este ejercicio que es muy saludable.

      Un fuerte abrazo, querida Marisa.

      Eliminar
  11. La metáfora del shock está clara. Me imagino a un boxeador al borde del ko en el que su rival piensa para sus adentros, "no te voy a tirar. Ahora vas a hacer lo que yo quiera que hagas" En su propio aturdimento.
    Klein ya dio que pensar lo suyo con el No Logo.

    Un abrazo Antonio.

    ResponderEliminar