viernes, 21 de marzo de 2014

CONVERSACIONES CON MI HIJA LAURA XIV

LA VIDA EN UN BAILE

Antonio Campillo Ruiz


- El problema de los espacios es complejo y si le añadimos el tiempo representado, sentido y real, ya la complejidad es tan enorme que no entiendo cómo nos hemos acostumbrado a interpretar y comprender algunos guiones de cine.
- Cierto, Laura. En un espacio aparentemente cerrado, con un tiempo fílmico que el espectador aprecia por las sugerencias del autor y con unos personajes que poseen una capacidad especial para expresar sus sentimientos, Ettore Scola, un maestro del lenguaje cinematográfico y fílmico, nos presenta a través de la intimidad de unos seres humanos, a lo largo de su existencia, los avatares y cambios de una sociedad en continuo cambio. Se trata de la gran realización “Le Bal”“La sala de baile”, 1983. 


   La película, italo-franco-argelina, obtuvo el César a la mejor película y más de diez premios en diferentes festivales y certámenes. Nominada al Oscar como mejor película extranjera, representando a Argelia, es una película sin palabras. No silente, no realizada en etapas del cine en las que el sonido era técnicamente difícil de conseguir y rechazado por espectadores y realizadores. Sonido perteneciente al momento histórico e imágenes son los componentes de una historia en la que el espectador recompone el texto no pronunciado, el guión sugerido, personalidades y manías, incluyendo factores sorprendentes de alguno de los actores que interpretan unas vidas tan, posiblemente, solitarias como la del espectador al enfrentarse en su butaca de la sala a esta recomposición argumental. 


   Percibiendo,en este espacio, aparentemente cerrado, el espectador comprende desde el primer instante de la proyección que no es necesario el diálogo, no es necesario añadir elementos, sean cuales fueren, que, perteneciendo a los personajes, potencie en el espectador la comprensión y sienta, en cada momento, el alma de unos seres que viven unos largos cincuenta años atenazados por los cambios políticos, sociales y de pensamiento que se producen en su país, Francia. El espacio cinematográfico, cinematográficamente cerrado, es en realidad un enorme espacio fílmico abierto que aporta al espectador una visión más allá de lo representado. Lo sugerido es tan potente que el espectador no se puede evadir de una atención absorbente hacia las imágenes y, a través de ellas, reconstruir esta pequeña parte de la historia de un país.


   A la vez, la imaginación del espectador es fundamental para poder crear su apreciación del paso del tiempo. El paso del tiempo es tan claro para quienes están creando “su película”, los espectadores, que ya se cuida el autor de no cometer el grave error de no expresarlo sutilmente. Como ejemplo, además de las modas en el vestir y cambios sociales, podemos apreciar el titular del periódico (extraído como fotograma de muestra) que se refiere a España.


   El tiempo posee un papel crucial en el desarrollo de la historia narrada. Su paso inexorable provoca cambios impredecibles y muy importantes en el salón donde las vidas y la sensibilidad de los personajes se desgranan como las semillas de una granada: posee tantas, e incluso alguna defectuosa, que se asemeja a los sentimientos expresados en cada momento. 


   Además, tras la existencia del flash back al inicio del tiempo representado, la evolución cinematográfica es otra pista temporal. El negro, teñido, virado y, finalmente el color en el cine, evolucionan paralelamente al paso del tiempo. Se representa lo acontecido en la historia del cine y, a la vez, es un pequeño homenaje a la técnica cinematográfica y sus avances.

 
   Atracción física, amor expresado o no, correspondido o no, sensualidad, firmeza, timidez, respeto, admiración, desprecio,  afinidad, venganza, e incluso racismo, son algunos de los miles y miles de sentimientos que abruman al espectador por ser él quien tiene que apreciarlos, ordenarlos y comprenderlos.


   Ettore Scola realizó uno de los ejercicios fílmicos mejor planteados, secuenciados y expresados, en una etapa donde el cine producía bastantes películas millonarias y  de resultados no acordes con los esfuerzos efectuados. Muchas han sido bastante anodinas. 


   Diferentes interpretaciones por el espectáculo critican a favor y en contra  esta realización cinematográfica como la casi representación de una obra de teatro: solo se aprecia su espacio cerrado (incierto, existen espacios abiertos hasta de imagen, los más complejos de imaginar y representar), en la personal forma de realización, etc., pero no se aprecia lo más importante de la imagen dinámica: no se encuentra en la sala, la conforma el espectador. La vida íntima de los personajes, con su escala de valores grandes y bajos, inquietos y sosegados, reales y ficticios, y la subjetividad que representan aumentan el valor de lo sugerido y la propia creación fílmica de realizador y receptor, basada en lo representado cinematográficamente pero creando la ficción de una realidad escenificada fílmicamente.

Es importante visionar la película a plena pantalla


11 comentarios:

  1. Buena exposición como nos tienes acostumbrados tocayo, eres un crack, el tema del baile con esas fotos que nos transpontan a un pasado de hace cuatro días, yo he tenido la suerte vivir esas escenas (como me imagino que tú,) en la sala de baile desaparecida de barcelona La Paloma, un espacio reducido digno para realizar una película, de hecho se han llegado a hacer. Tenia un amigo que para bailar y ligar siempre iba con el paquete de rubio y el llavero del coche lanzan dolo hacia arriba como gancho, pero alguna vez no se acordaba de quitarse los clips de la bicicleta jajaajaja, que época!!!
    Un abrazo ANtonio

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amigo Antonio. Acabo de comprarla para verla mañana por la noche.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí Antonio, has despertado mi imaginación de espectador, en este caso de lector, y he ido viendo todo el film ayudándome de las imágenes que complementan muy bien tu relato. A la vez me iba diciendo: en cuanto termine de leer me busco esta peli y cuando llego al final, allí estaba. Gracias por el detalle. Esta noche la veo.
    Inmenso abrazo

    ResponderEliminar
  4. Siendo recomendada por ti es toda una garantía, querido amigo.
    Será interesante ver esos ambientes de ligoteo y risas.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  5. Recuerdo bien esta película que nos va llevando a través del tiempo mediante el baile.
    Me encantaría volverla a ver de nuevo pero en este espacio temporal me resulta imposible.
    Tendría que hacerlo en el momento que toca.
    Pero me guardo bien tu entrada para cuando lo haga tener toda la información.

    ResponderEliminar
  6. Oh! Gracias por traerla. Antonio! Una gran, gran película que vi hace tantos años que será un placer ver nuevamente! Un gran abrazo amigo !

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias .Me encantará verla.

    Me gusta ,mucho el cine y agradezco la hayas traído.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  8. El bailarín fija la mano abierta sobre la espalda de su pareja, en el mismo centro. Si en el transcurso de la pieza la mano sube, se tratará de un simple ejercicio gimnástico. Si por el contrario la mano baja hacia la cintura y de forma imperceptible va colocándose sobre el coxis de la dama y el baile sigue sin interrupción, la química habrá funcionado. Sin mediar una palabra, el observador atento a “Le Bal” sabrá qué mensajes cruzan y recruzan ambos danzantes mientras sigue sus evoluciones por la pista. Gracias por refrescarme la memoria con esta obra maestra.

    ResponderEliminar
  9. No he mirado aun la pelicula
    Me he regocijado en tus letras y fotos.
    Se siente en cada una la sensualidad del silencio

    ResponderEliminar


  10. Existe un lugar donde todo es posible...
    Donde todo es verdadero, donde se siente paz,
    donde las flores tienen un aroma especial,
    y los abrazos van acompañados de una esencia diferente.

    Y en este lugar…
    ¡¡El corazón!!

    Es donde yo acojo al amigo que tiene la amabilidad,
    de pasar a visitarme y dejarme
    unas palabras salpicadas de cariño cada semana.

    Besos y abrazos multicolores en este domingo,
    para ese especial amigo hoy mañana y siempre!!

    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar