viernes, 9 de marzo de 2012

UNA ALUMNA DE MANET

EVA GONZALÈS

María Luisa Arnaiz Sánchez

Self Portrait, Eva Gonzalès

   Eva Gonzalès, 1849-1883, hija de Emmanuel Gonzalès, escritor de origen español pero naturalizado francés, y Marie Céline Ragut, empezó a pintar a los dieciséis años en el taller de Charles Chaplin, donde también acudiría Mary Cassatt, y fue la única alumna que tuvo Manet, a quien fue presentada por un marchante de arte en 1869. Aunque de familia cultivada, Eva no pudo escapar a las normas sociales de su época, que admitía solamente como de buena educación tocar el piano (su propia madre lo hacía) y tomar clases de dibujo (así se ganaba la vida Charles Chaplin en su estudio). Tuvo que vencer la resistencia de su padre pero, al fin, en el Salón de 1870 presentó “El pequeño soldado”, pintura bajo la influencia de su maestro, y en 1874 vio rechazado su cuadro “Palco del Teatro de los Italianos”, que, una vez admitido en 1879, se ganó los ditirambos de la crítica y fue comparado con la producción de su mentor. Ese mismo año se casó con Henri Charles Guérard y tuvo a Julie. Murió a los treinta y cuatro años de sobreparto, cinco días después de Manet, y su viudo se casó con su hermana Jeanne. Junto a Mary Cassatt, Berthe Morisot y Marie Braquemod, Eva forma parte del grupo de pintoras impresionistas cuya valía y posición fueron relegadas en favor de los pintores.

Palco del Teatro de los Italianos, Eva Gonzalès, 1874

Woman Awakening, Eva Gonzalès, 1876

The Donkey Ride, Eva Gonzalès, 1880

Mujer con cerezas, Eva Gonzalès

4 comentarios:

  1. Marisa, Eva tuvo mano y mirada, pincel y sentimiento. Merece estar al lado de los grandes.
    ¡Lástima que muriera tan joven!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Berthe Morisot escribió a su hermana que Manet siempre le andaba poniendo de modelo a Eva: que si su dedicación, que si… ¡Menuda mortificación para la musa del pintor! Algo tenía desde luego, Isabel. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Una pena que esta mujer muriese tan joven porque lo mejor de ella tal vez estaba por llegar. Le dejó el campo libre a la celosa Morisot que fue el aglutinador femenino de los impresionistas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Quizás tengas razón en cuanto a Eva, elpresley, sin embargo creo que el problema de Berthe es que estaba enamorada de Manet y que este se dejó querer. Saludos.

    ResponderEliminar