viernes, 23 de agosto de 2013

LORCA, MUERTE DE UN POETA

EL CRIMEN FUE EN GRANADA

Antonio Campillo Ruiz

En la bandera de la libertad bordé
 el amor más grande de mi vida.

Federico García Lorca
  
   
La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira mira
El niño la está mirando.
En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.
Huye luna, luna, luna
si vinieran los gitanos
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.
Niño, déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.
Huye luna, luna, luna
que ya siento sus caballos.
Niño, déjame, no pises
mi blancor almidonado

(Frag.) Romance de la Luna Luna

Federico García Lorca


   Nunca entendí, hasta que estudié "una orden", cómo en una asonada se contribuye con tanta fuerza y esmerado rencor al enfrentamiento de vecinos y conciudadanos en general. La reiterada repetición de tales hechos a lo largo del tiempo, presupone el desconocimiento de lo sabido: la desestabilización de pueblos trabajadores, sin conflictos personales, con ganas de vivir con prosperidad y en paz. Los acontecimientos que vivimos día a día, desde la traición y levantamiento de los generales franquistas en España, que supuso una larga y desastrosa guerra para todos los que tuvieron la desgracia de vivirla, y una postguerra plagada de infamias, sojuzgamiento de mentes y voluntades, lamentables abusos, avasallamientos, anulación de derechos y libertades..., en la actualidad, la volvemos a revivir impúdicamente en nuevos acontecimientos como los sucedidos en nuestro país, desde la perspectiva de la visión de seres que no aceptan el tratamiento que se aplica a varios países a los que “se quiere democratizar”, pasando, precisamente, por unos regímenes totalitarios y represores. Es la inadmisible paradoja de la sociedad moderna. “Lorca, muerte de un poeta” de Juan Antonio Bardem, 1987, con guión del propio Bardem basado en textos de Ian Gibson, posiblemente, el más grande de los estudiosos de la vida y obra de Federico García Lorca, relata el inicio de un levantamiento militar plagado de insensateces.


A las nueve de la noche
lo llevan al calabozo,
mientras los guardias civiles
beben limonada todos.

Y a las nueve de la noche
le cierran el calabozo,
mientras el cielo reluce
como la grupa de un potro. 

(Frag.) Prendimiento de
Antoñito el Camborio

Federico García Lorca


   A Fedrico García Lorca le tocó vivir una etapa histórica muy convulsa. Amigo y compañero de hombres y mujeres de izquierdas y derechas, jamás dejó de amar al pueblo, ese pueblo que fue masacrado en uno y otro bando de una España dividida y a la que se arruinó y hundió en una miseria que no se conocía. Existen bastantes películas, documentales y otros materiales videográficos sobre García Lorca y la Guerra Civil Española pero, posiblemente, uno de los que más se acerca a una verosimilitud muy pormenorizada sea esta versión de J.A. Bardem. No por haber sido un republicano con influencia política, sino por sustentarse en unos textos tan verídicos como los de Gibson y ser muy paciente con la recreación de la ambientación de la película. Técnicamente es un relato que tras saber su desenlace (el espectador lo conoce suficientemente), cuenta, en flashbacks, todos los sucesos de una polémica traición y enfrentamiento en Granada, como en otros lugares de España, entre las fuerzas del orden, militares, paramilitares falangistas, desordenados defensores de la libertad y la Constitución que fueron abandonados por potencias “amigas” y personas que, con conocimiento o sin él de lo que en realidad apoyaban, se erigieron en personajes importantes de una política que desconocían a costa de la prepotencia, terror y acatamiento de un mando piramidal estricto.


Tres golpes de sangre tuvo
y se murió de perfil.
Viva moneda que nunca
se volverá a repetir.
Un ángel marchoso pone
su cabeza en un cojín.
Otros de rubor cansado
encendieron un candil.
Y cuando los cuatro primos
llegan a Benamejí,
voces de muerte cesaron
cerca del Guadalquivir. 

(Frag.) Muerte de
Antoñito el Camborio

Federico García Lorca


   Por ello, muchos autores cantan una muerte mediante la traición, inútil. La generalización hacia todo lo que supuso el régimen dictatorial a lo largo de más de cuarenta años, sin pedir y por tanto sin obtener, ni una sola palabra de arrepentimiento y muriendo el dictador en su vejez, dieron lugar, no sin gran dificultad, a la España de hoy.  

Españolito que vienes al mundo

Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.

Antonio Machado.


El crimen fue en Granada
      A Federico García Lorca

I
EL CRIMEN

Se le vio, caminando entre fusiles
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas, de la madrugada.
Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos
no osó mirarle a la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
—sangre en la frente y plomo en las entrañas—

.... Que fue en Granada el crimen
sabed —¡pobre Granada!—, ¡en su Granada!...

II
 EL POETA Y LA MUERTE

Se le vio caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
—Ya el sol en torre y torre; los martillos
en yunque, yunque y yunque de las fraguas— 

Hablaba Federico,
requebrando a la Muerte. Ella escuchaba.
“Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el eco de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban...
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!”

III

Se les vio caminar...
Labrad, amigos,
de piedra y sueño, en el Alhambra,
un túmulo al poeta,
sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga:
el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!

Antonio Machado




 Es importante visionar la película a plena pantalla

11 comentarios:

  1. Es una entrada demasiado buena para un mes de Agosto. A ver si tengo un hueco y te leo y te comento. Este tema me interesa y mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar


  2. Gracias por continuar iluminando mi jardín con la sonrisa de tus letras. Todo un honor para quienes creemos en el afecto y la amistad, abriéndole las puertas para que sigan creciendo e inundando los ❤ ❤ de confianza y comprensión.

    Atte.
    Un beso de quien te escribe
    Carmen Fernández


    ResponderEliminar
  3. Sabes que de este lado del planeta somos fanáticos de Serrat, así que, además de mi amor y conocimiento previo de este gran poeta español, le sumo el hecho de que muchas de sus poesías las leo "cantando"! Tengo una admiración profunda por Lorca, he visto esta película y también "Sin límites", la del año 2008 sobre la relación Lorca-Dalí-Buñuel. No soy capaz de juzgar si fueron buenas o no, porque cuando admiras a alguien, suele pesar más esa admiración, que la veracidad o la calidad de lo expuesto, y disfrutas cada momento que te permite un acercamiento a tu ídolo. Fanatismo? Puede ser. Gran abrazo, Antonio.

    ResponderEliminar
  4. El trágico final que tuvo Lorca (y todo lo que implicaba y sigue implicando su asesinato)no ha empañado jamás la calidad de su poesía; al contrario. Estoy deseando leer la correspondencia entre él y Dalí, publicada hace poco: "Querido Salvador, querido Lorquito".

    Muy buena entrada, Antonio (reforzada también por los poemas de tu tocayo Machado).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Que buena peli, Antonio,de mi querido poeta Lorca, esta tarde me la veo completita...

    Un abrazo y feliz fin de semana,amigo

    ResponderEliminar
  6. ... y ocurrió en Granada.
    Todos leímos la obra de Lorca, pero siempre ha quedado muy oscuro en la sociedad esa etapa de oprobio del franquismo a la que aludes.

    Una inteligente entrada.Puede ser que ' herramienta cinematográfica' despierte a los todavía ciegos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Parece que se confió demasiado en la influencia que tenía el mismo y su familia.
    Para mí la vida tiene un valor y da lo mismo que sea un poeta o un campesino. Supongo que Federico estaría de acuerdo con esto.
    Se ha visto como fusilaban a gente del pueblo, inocente, indefensa. Federico era del pueblo.
    Un abrazo, querido amigo.

    ResponderEliminar
  8. Hace mucho tiempo tuve la ocasión de disfrutar con esta serie de varios capítulos emitida por televisión. Como sucede con todos los niños y adolescentes, estas series históricas de gran calidad de entonces (recuerdo Goya, Ramón y Cajal, Requiem por Granada, por ejemplo) me dejaron una gran huella. En parte se puede decir que ya en aquella época notaba mi pasión por la Historia.
    De Federico se han hecho muchas películas debido a la atracción por su figura. Valiente, dedicado a la cultura, genio hasta la saciedad y con una muerte injusta y violenta, Lorca supo transmitir la pasión del corazón en todo lo que hizo, de ahí que su mensaje sea plenamente universal.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Mira que me gusta lo que haces, para mi eres un maestro, pero este post ME HA ENAMORADO.
    Amo a Lorca, y encima hs puesto un poema de la luna que ya sabes que vivo en ella.
    ERES SIMPLEMENTE GENIALLL.
    Hoy te quiero un poquito mas.

    ResponderEliminar
  10. hola querido amigo, esta película me encanto, lorca para mi es uno de los mas grandes y lo admiro mucho. Gracias. un beso

    ResponderEliminar