viernes, 22 de diciembre de 2017

UNIVERSO CERCANO Y EVOLUCIÓN

CERCANO Y LEJANO: NOSOTROS

Antonio Campillo Ruiz

©Apollo 17 en Shorty Crater.
 ©Apollo 17 Crew, NASA

   En diciembre de 1972, los astronautas del Apolo 17 Eugene Cernan y Harrison Schmitt pasaron unas 75 horas en la Luna en el valle de Taurus-Littrow, mientras que su colega Ronald Evans orbitó sobre sus cabezas. Esta imagen nítida fue tomada por Cernan mientras él y Schmitt vagaban por el suelo del valle. La imagen muestra a Schmitt a la izquierda con el vehículo lunar en el borde del cráter Shorty, cerca del lugar donde el geólogo Schmitt descubrió el suelo lunar anaranjado. La tripulación del Apollo 17 regresó con 110 kilogramos de muestras de rocas y suelo, más de las que fueron extraídas desde cualquiera de los otros lugares de alunizaje. Cuarenta y cinco años después, Cernan y Schmitt continúan siendo los últimos en caminar sobre la Luna.

Asteroide interestelar.

©European Southern Observatory
©M. Kornmesser

   Nunca antes se había visto nada parecido. La inusual roca espacial Oumuamua es tan intrigante por ser el primer asteroide que se ha detectado desde fuera de nuestro Sistema Solar, aunque es probable que existan muchos más, que se descubrirán debido al moderno control del cielo por computadora. Los telescopios instalados en la Tierra, de casi todas las variedades, han incluido a Oumuamua en su agenda de observación para ayudar a comprender mejor a este inusual visitante interestelar. Oumuamua también es intrigante por tener paralelismos inesperados con Rama, una famosa nave espacial interestelar creada por el escritor de ciencia ficción Arthur C. Clarke. Al igual que Rama, Oumuamua es inusualmente alargado, debe estar hecho de material fuerte para evitar romperse, solo está pasando a través de nuestro Sistema Solar y pasa, inusualmente, cerca del Sol por algún tipo de atracción gravitacionalmente desconocida. Sin embargo, a diferencia de una nave espacial visitante, la trayectoria, velocidad, color e incluso la probabilidad de detección de Oumuamua se encuentran en consonancia con su formación natural alrededor de una estrella normal hace muchos millones de años, siendo expulsados de sus órbitas ​​después de encontrarse gravitatoriamente con un planeta normal y posteriormente orbitar a su alrededor

NGC 7822: estrellas y pilares de polvo en infrarrojo.

©WISE, IRSA, NASA
©Francesco Antonucci

   Las estrellas jóvenes están limpiando su lugar de formación en NGC 7822. Dentro de la nebulosa, los bordes brillantes y las complejas esculturas de polvo dominan este skyscape detallado. Fotografiado con luz infrarroja por el satélite Wide Field Infrared Survey Explorer (WISE) de la NASA, NGC 7822 se encuentra en el borde de una nube molecular gigante hacia la constelación de Cepheus, al norte geográfico terrestre, una brillante región de formación de estrellas ubicada a unos 3.000 años luz de distancia, 3.942.000.000, tres mil novecientos cuarenta y dos millones de kilómetros . La emisión atómica de la luz por el gas de la nebulosa está impulsada por la radiación energética de las estrellas calientes, cuyos poderosos vientos y luz también expulsan y erosionan las formas más densas de los pilares. Las estrellas aún podrían estar formándose dentro de los pilares por el colapso gravitacional pero, a medida que los pilares se erosionan, cualquier estrella que se forme finalmente se aislará de su reserva de materia estelar. Este campo abarca alrededor de 40 años luz,  570.240.000 , quinientos setenta mil doscientos cuarenta, millones de kilómetros, a la distancia estimada de NGC 7822.

Nuestra historia en un minuto.

 ©MelodySheep, Symphony of Science
©John Boswell

   ¿Tienes un minuto para ver toda la historia de la existencia humana? Este emocionante video recopila varios fragmentos de fotocompuestos digitalmente que nos trasladan, en un intento de resumir sucintamente nuestra historia, desde el Big Bang hasta nuestros días. Brevemente representado, de principio a fin, es una animación artística del Big Bang, un viaje a través del Universo temprano, la formación de la Tierra y la Luna, la aparición de la vida y las plantas multicelulares, el surgimiento de reptiles y dinosaurios, un devastador ataque de meteoritos, la aparición de mamíferos y humanos, y finalmente el ascenso de la civilización moderna. La película, de minutos, termina con una alegoría real de lo moderno inmediato y la fascinante vida qu queda por recorrer al ser humano.
 Antonio Campullo Ruiz

Es aconsejable visionar el vídeo a plena pantalla.

6 comentarios:

  1. Me fascina todo lo que tenga que ver con el universo, por lo tanto estas entradas tuyas me parecen... No caeré en la redundancia. :)

    Un abrazo, Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fascinante es la palabra precisa, Pilar. El Universo, de donde provenimos y hacia donde vamos, es tan impresionante que conocer cualquier pequeño detalle de él es un privilegio y un encantamiento alucinante para los sentidos, para la mente, para nuestras emociones. Me agrada mucho, querida amiga, que la fascinación por el Universo sea otra causa de unión para nuestra amistad. Feliz año 2018, Un gran abrazo, querida Pilar.

      Eliminar
  2. El resumen de ¡casi catorce mil millones de años!

    ¡Qué poco somos!

    Un abrazo, Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, esta es la grandeza de quien realiza muy bien estos documentales que absorben una inmensa elipsis espaciotemporal de tales dimensiones que no somos capaces de concebirla en su justa grandeza. Un abrazo, Pepe.

      Eliminar
  3. Buenas noches te deseo una Feliz Navidad
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, amiga Lola! Pasados unos días, ahora no puedo sino desearte ¡UN MUY FELIZ Y VENTUROSO AÑO 2018! Un gran abrazo.

      Eliminar